Etiqueta: Cometas en la sangre

…Ya no se trata de guerra de sexos o géneros, sino de “los buenos contra los malos”

Luna llena en Virgo Esta luna llena en Virgo, nos está invitando a meditar. Y también a pensar un poquito más profundo. Pero no desde esa mente, del día a día que gobierna la mayor parte de nuestros momentos. Esa a la que podemos… Continue Reading “…Ya no se trata de guerra de sexos o géneros, sino de “los buenos contra los malos””

Un verbo en femenino (Poemas en femenino para el día de la mujer)

Y yo, que nunca he sido maestra sino rama del sauce y de la aurora. Que he venido a esta tierra para contar su historia, tan sólo porque vivo en la memoria de los hombres que me han visto la tez desangelada y la esperanza muda…… Continue Reading “Un verbo en femenino (Poemas en femenino para el día de la mujer)”

Aquello no era amor

Pero ahora ella tenía un marcapasos y él una ciruelita allí donde la próstata. Los mirabas y podías convencerte en dos instantes: eso era lo grande y eso era el amor. La carita de mamá, cansada pero siempre agradecida de poder seguir acompañándolo un día más. Su mano posada sobre aquel aparatito oculto en su pecho, amo de un tic-tac acelerado, cuando a él lo llamaban a la sala de tratamientos. Entonces ella abría su libro, trataba vanamente de leer alguna línea y se llenaba mansa de lágrimas. Cuando él salía, se besaban, volvían a cogerse de la mano, partían nuevamente hacia el tumulto de la calle, cogían el autobús y llegaban a casa.
La casa siempre limpia, el lienzo océano del salón, dos butaquitas en la salita y un televisor para la hora boba de la siesta y el calor de los años. Eso era el amor.

Los mapas

Recompongo los mapas que me nombran. Hablan de mí y a tientas me recorro.

Mirad, este territorio. Estos pedacitos de tierra he sido.

Las huellas que atesoraron en mi cuerpo un palmo a palmo.

Un compendio de historias conjugando mi memoria de haberes y riesgos.

Imaginar…

Nadie nos borra los poemas

Ahora sólo intuyes que la caída es libre. La distancia es un arma de doble filo. Si se te acerca disparas y si se aleja, ya no elegirías ser tú el muerto. Entonces la soledad de los huesos cobra un sentido. Que nadie rompa… Continue Reading “Nadie nos borra los poemas”

Si un poeta se enamora de ti

Si un poeta se enamora de ti…

Tendrás que acostumbrarte a su torpeza

A su particular manera de transgredirlo todo

A su hermosa tristeza tras los ojos

A sus mil y un recodos, a sus cien averías,

a sus cantos, sus esquinas, a su inocencia herida

A su boca de bala

A su niño interior, a su niño por fuera,

a sus cien mil infantes bailando con la vida

Tendrás que convivir con la utopía,

Presunto estado del bienestar

Me pregunto en qué telediario denunciarán sus hechos. Cuándo la caja boba nos dirá: “son estos”…. Los más pulcros verdugos, los que juegan a dioses. Los dueños del veneno que corre por la tierra. El que está coronando los pueblos y los días. El que solamente existe para elevar a sueño lo imprescindible…

“Tener un puesto en el mundo. Un salario digno. Un estado del bienestar cuidando de ti y de los tuyos. Enseñándoles a crecer y abastecerse. A ser un día hombres libres…”

De esta guerra que os narro….

Nunca vimos el numen de sus fieles.
Ni les fuimos asfalto. Ni pudimos jamás estrecharles la mano.
Debo aclararos: ¡NO LES PERTENECIMOS!
Más bien malvivimos renegando de ellos
del tuétano hasta el labio y la memoria viviente
en continuo pasado…

Días rebeldes…

No estar del todo cuerda y amar el canto y el verso por puro compromiso con tu sueño. Y sentir el delirio de que no es que estés loca porque andes huyendo de las formas constrictas. Porque vivas en prosa y te quieras bien lejos del colapso constante de los días opacos, rutinarios y cuervos, en que sientes que mueres entre jaulas. Porque sabes muy bien que te quieren: ¡cáscara! Que te quieren sin rima y sin riesgo de ti. Sumisa y rendida para ellos, los amos de tu futuro liso y medido. Y te espetan voraces a ser lo consensuado; a tenerte tenaz, comprometida, conforme con tu capa de lana-corderita. Sin daga para ellos, sin palabras rebeldes, sin miradas que sueñen, sin alma de leona…

Sin límites

“He de escribir una mujer sin límites”

Una mujer valiente y firme…

Una, que está existiendo desnuda dentro de otra mujer.

Una mujer repetitiva: caída, riesgo y cima.

Una mujer, al fin y al cabo

auténtica

que antes que piel fue aire,

espíritu, lenguaje de la vida.

Una mujer instintiva, hermosa por sencilla.

Una que sigue siendo el Fuego y el Aire …