¡Quédate en casa! tiempo para vivir… Día 2: ¡LAS CIUDADES ARCOíRIS!

“SER ARCOÍRIS EN EL MUNDO Y TODOS VOLVERÉIS A SER LUZ” mensaje canalizado por María Ubuntu

Terapeuta holística, Mujer Medicina, Sacerdotisa de María Magdalena

“Deseamos transmitir el Amor y la Calma

______________________________________________

ESTA ES UNA LLAMADA DE LA NACIÓN TRIBU ARCOÍRIS, A LOS GUARDIANES DE LA TIERRA Y A LAS CIUDADES DEL MUNDO, ¡Ayúdennos todos a que nuestros niños llenen las ventanas de Arcoíris para que empiece los colores de la Luz del Arcoíris!

Buenos días querid@s,
¡Esta es una llamada a cada uno de los padres y niños del mundo! Un mensaje para invitaros a llenar el planeta de colores e iluminarlo desde las ventanas de nuestras casas y llenarlo de hermosos Arcoíris para nuestros niños…
En estos días en los que nuestros peques van a pasar mucho tiempo en casa, nos proponen (un grupo de creativos imaginarios de Facebook) hacer algún cartel o pancarta con ellos para colgarlo en las terrazas o ponerlo en las ventanas de las casas.
Así, cuando nuestros niños vean en la terraza de enfrente otro cartel se animarán pensando que en esa casa también hay otro niño pasando por lo mismo que él: Recogimiento y Creatividad.

La idea es muy hermosa, porque también va a ayudar a que nuestros niños sientan que están haciendo un gran trabajo en estos días por el mundo. (No olvidemos que nuestros niños son nuestro futuro y la luz y el futuro del planeta en que vivimos)


La propuesta inicial es crear un cartel parecido al que cuelgan en Italia con un Arcoíris y un mensaje de ánimo del estilo:

“Todo va a ir bien”

o

“Todo saldrá bien”

Quien quiera, también puede poner algún mensaje de agradecimiento o solidaridad con el personal sanitario.

Os agradecería que lo hagáis llegar a vuestros conocidos para que nuestros niños vean su barrio lleno de Arcoíris multicolores y de mensajes de amor y esperanza.

Gracias, gracias, gracias

Nación Tribu Arcoíris

Esta iniciativa nace en grupo de Facebook

yo solamente estoy difundiendo el mensaje desde aquí y desde otras redes…Y desde aquí también os pido que me ayudéis a difundirlo

A las 18.20 de la tarde, llegan los primeros dibujos de mis sobrinas:

Naia y Nerea

¡Han estado toda la mañana dibujando sus deseos Arcoíris para los niños del mundo!

_______________________________________________________________

Y ya para finalizar este post os compartimos también esta música que le llegó a María y que nos ofrecen desde la plataforma de YouTube: https://www.vikreative.es/

Es una frecuencia 396hz solfeggio con gong para liberar el miedo. Esta es una frecuencia solfeggio que nos ayuda a liberarnos del miedo. Las frecuencias solfeggio son utilizadas con fines terapéuticos.
Las frecuencias de los sonidos armónicos fueron la base de la música original utilizada en el antiguo canto gregoriano.

Y este otro Solfeggio es ideal para reforzar el Sistema Inmunológico

Este otro vídeo lleva más de 30.000 visualizaciones.La grabación incorpora de fondo la fecuencia Solfeggio 528 HZ que también se conoce como el “Tono Milagroso” o la “Frecuencia de la Transformación”
Esta frecuencia actúa en el cuerpo físico conectándote con un estado mental asociado con la reparación del ADN y el fortalecimiento de la pared celular.

¡QUÉDATE EN CASA! DÍA 1_ CUIDA DE TUS MAYORES Y EMPIEZA A BUSCAR COLIBRÍ, LA FLOR DE TU CORAZÓN

Imagen tomada el 2-2-2020, en Montserrat
Montaña Sagrada

EL LENGUAJE DE LAS MONTAÑAS NO ES ALGO MISTERIOSO Y SECRETO, SINO QUE ES UN LENGUAJE COMPLETAMENTE VIVO QUE NOS HABLA…

Siempre me han gustado las montañas. Desde niña sentí su poderosa fuerza, su Vida_Viva y su profunda naturaleza amorosa y elevada.

Hoy día 1, tras la declaración del Estado de Alerta en todo el territorio Español, desde aquí mi ciudad del mar Barcelona, vengo a hablaros de la fuerza Inconmesurable de las montañas. Las montañas esos Seres Divinos que como dice la hermosa canción “Mariposas” de Silvio Rodríguez (él habla de las mariposas, no de las montañas, pero la metáfora me gusta también mucho para las montañas), habitan por debajo del Cielo y por encima del Mundo

Retomando la canción de Silvio…

Tu tiempo es: ahora una mariposa, navecita blanca, delgada nerviosa.

Siglos atrás inundaron un segundo: debajo del cielo, encima del mundo”

Canción Mariposas de Silvio Rodríguez

Puedes escucharla aquí: “Mariposas con el regalazo previo de un recitado de Mario Benedetti

Y justo este es el mensaje que deseo transmitiros… ¿Qué tan importantes nos creíamos, verdad? Bueno al menos, algunos…

Llega ahora a nuestras vidas esta Corona-infección planetaria, que ya han etiquetado como Pandemia, para que nuestro suelo tiemble y nuestros cimientos y esquemas se rompan. Al menos eso es lo que estoy sintiendo yo.

Fijaros en la palabra “Corona” (y no lo he deducido yo sino que lo ha hecho mi buen amigo-hermano Kratu, gran hombre medicina y constructor de tambores), “Cor” en catalán significa corazón y “Ona” significa ola. ¡Qué potente mensaje! ¿Verdad?

Bien, pues ha llegado el momento de que esta gran Ola haga que tiemblen nuestros cimientos y se empoderen nuestros corazones. Tiempo de que apaguemos la tele y encendamos la VIDA. Porque la vida nos está haciendo una potente llamada al Despertar ya de una p. vez, con perdón…

Tiempo para quedarse en casa no por MIEDO, sino por PRECAUCIÓN. Porque si no tenemos esa precaución, no podemos cuidar el momento, que es justo el AHORA y que son nuestros MAYORES.

Ellos son la prioridad número 1 en estos días. Cuidarlos, escucharlos, respetarlos, atender sus necesidades. Porque todos los que estamos trabajando en el mundo sanitario, estamos viendo muy bien que, en estos momentos, ellos están siendo los más vulnerables. No, nosotros. No tu hijo, no tu pareja, no tu mascota. Solo tus Mayores y las personas afectadas por enfermedades múltiples.

Y como bien dicen los Q’eros, habitantes de la Nación Q’ero, una de las civilizaciones con una cosmovisión del mundo y de la vida más elevada, nuestros Mayores son nuestros Tesoros y eso es algo que estamos olvidando últimamente tanto en Occidente como en Oriente.

Imagen obtenida del website de Jimmy Nelson

Qué casualidad que a finales de Junio se publicaran las palabras de Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo y ex directora gerente del FMI (Fondo Monetario Internacional) estuviese hablando de que la ancianidad se está prolongando demasiado y que tendría que hacerse “algo” al respecto, porque estaba empezando a representar un alto “coste” para el sistema. Conste que no estoy citando literalmente las palabras de esta señora, porque considero que esta señora, por cierto de 64 años, no merece que sus palabras sean citadas (podéis verificarlo por ej. AQUÍ)

Simplemente traigo al recuerdo el mensaje que transmitió al mundo para invitaros ahora a la reflexión…

Qué casualidad, ¿verdad? Europa preocupada por el tiempo tan prolongado que están viviendo nuestros ancianos y de repente ¡Zasca! llega el CoronaVirus con toda su mala leche hacia ellos…

Querida gente, ya tengo la edad o vivencias suficientes para no creer en las casualidades. Así que pongo en negrita y en mayúsculas las palabras “VAMOS A CUIDAR DE NUESTROS MAYORES” por que está claro que aquí, la cosa va con ellos.

Vuelvo a repetirme, como las natillas…

Esto no va contigo y conmigo, no con nuestros hijos, no con los que más o menos estamos sanos. Porque si el virus llega a nosotros, no va a ocasionarnos muchas más molestias que una gripe. Créeme. Pero Sí que corren peligro nuestros Mayores, nuestros Tesoros, nuestros Sabios.

Así que cuídate por ti y por ellos y cuida de ellos como Nunca. Vamos a ayudarles a que no sientan el miedo (no olvidemos que el miedo baja el sistema inmunitario y que por eso lo usan…) que los medios les están provocando y así que puedan sentirse profundamente abrigados y protegidos por nosotros.

Regresando a mis queridos Q’eros de las montañas del Perú, ellos en su cosmovisión andina hablan de las montañas como seres sagrados. Las montañas son para ellos los APUS, los espíritus sagrados que habitan sus propios ancestros o antepasados. Cada Apu en Perú, recibe un nombre que lo honra, de la misma manera que ellos honran cada instante de sus vidas…

Así que yo simplemente sugiero; que son muy buenos días para subir a las montañas, para elevar en ellas un rezo, para escuchar sus mensajes y su sabiduría y para empezar a darnos cuenta de lo poderosos que somos cuando nuestro Corazón-Colibrí vibra y canta ahí arriba en lo alto, en un lenguaje de Amor y Rezo.

¡Sí, ahí arriba en lo alto…!

“Tan por debajo del Cielo y por encima del Mundo”

Estoy emocionada estos días, viendo cómo mis amigos positivos no dejan de compartir cosas hermosas en las redes sociales.

Mi profe de inglés, nos propone seguir con las clases de inglés online a través de Zoom. Amigas profes de yoga, van a impartir sus clases también online. Mi escuela de QiGong lo mismo…

Fijaros cómo esta crisis nos esta volviendo cada vez más creativos, cómo la necesidad de Amor y Equilibrio está despertando nuestros mejores Dones. Es algo maravilloso y por lo que debemos estar profundamente agradecidos…

Hace un par de días, hice una llamada en Facebook para subir hoy Domingo, a la montaña. Pero bueno, soy consciente de que las cosas van cambiando día a día. Y de que quizás no sea el mejor momento para subir tod@s juntos. Pero sí que podemos ir individualmente o en familia a la montaña o cerro, más cercano que tengamos (yo tengo muy cerquita el parqué del Guinardó que tiene un pequeño cerro, desde el que se ve preciosa la ciudad)

¡Seamos creativos, gente!

Y una vez recibido el mensaje de alerta del gobierno, Des-conéctate del miedo y Conéctate con la creatividad y con el inmenso poder que tiene el corazón humano cuando está vibrando en el Amor.

Y si acaso no puedes acercarte a ninguna montaña, canta y deja que la montaña venga a ti…

¡Y sé tú la Montaña!

¡Y sé tú el Ruiseñor!

¡Y sé tú el Colibrí!

Imagen obtenida en la red (desconozco el autor)
Vídeo tomado en Montserrat el día de la Candelaria
(Sí, la que canta soy yo…y canto una hermosa canción que nos enseñó el gran músico y chamán Raffa Martínez)

…Ya no se trata de guerra de sexos o géneros, sino de “los buenos contra los malos”

Este hermoso vídeo ha sido tomado del muro de Facebook
de Kata Yakuyane Aho

Luna llena en Virgo

Esta luna llena en Virgo, nos está invitando a meditar.

Y también a pensar un poquito más profundo. Pero no desde esa mente, del día a día que gobierna la mayor parte de nuestros momentos. Esa a la que podemos llamar: “la chunga” o la “la loquita de la casa”, porque loquitos nos vuelve. No, esa no.

Os hablo de otra mente mucho más sabia y profunda: la mente neutral. La que observa a vista de pájaro, a tu propio Ser y Estar mientras estás meditando…

Y esa mente, es la que hoy me ha transmitido: “El mundo ha de ser un lugar integrativo“. Quiero decir, la Tierra, este lugar hermoso que estamos todos co-habitando ha de ser un lugar integrativo.

Dicen las culturas ancestrales, que antes de nacer elegimos a nuestra familia; a nuestros padres biológicos, a nuestros hermanos…

También dicen que elegimos, el lugar del planeta  dónde deseamos empezar a crecer en esta vida. El lugar donde vamos a ser educados y donde vamos a educar a nuestros hijos (si es que decidimos tenerlos).

Pues bien, no en todos los lugares del mundo la vida es igual de sencilla. Tampoco hay las mismas riquezas naturales ni el mismo clima. Pero sí me parece, de suma importancia que si es verdad esa posibilidad (para mí totalmente cierta) de que cada ser, en este mundo, ha elegido aquello que necesitaba para su evolución, debemos respetar esa elección.

Porque no es lo mismo Zimbabwe que México, ni Estados unidos que Sudáfrica, ni España que Afganistán, y la lista de comparaciones sabéis que podría ser interminable, incluso en el interior del mismo país…

Sin embargo, ahí estamos: lanzando aullidos contra todo lo que NO, nos está pareciendo correcto según nuestra cultura, nuestros patrones, nuestro prisma y nuestra forma de ver la realidad (…un poco más de la loquita de la casa y del juicio, desde un lugar no sabio)

Y yo hoy siento que ya no se trata de aullar, sino de intentar un nuevo camino hacia la compasión y el respeto.

Y que si acaso cabe, que cabe, una última lucha que sea ahora: la de los “buenos contra los malos”. Y para mí, desde la mente neutral, los “buenos” son los que ya empezaron a despertar o están despiertos y los “malos” los que estando aún completamente dormidos, siguen enredados en los patrones repetitivos y dañinos de la matrix.

Así es como estoy sintiendo, que los “buenos o despiertos” de cada Estado, de cada cultura, de cada Religión y de cada pequeño rincón de este mundo, planeta tierra, Gaia, Pachamamita hermosa,, Madre Tierra, Hija de las Estrellas…

Estamos ya empezando a ser llamados a ayudar de la mejor manera que sepamos,  al despertar de los “malos o dormidos” del mundo.

Un día, en Can Taura, la hermosa finca donde viven mis amigos Kratu y Esther,  estábamos teniendo una preciosa charla de sobremesa, cuando Kratu (un tremendo sabio-chamán- acuariano) nos empezó a hablar a todos de la necesidad de: “empezar a encender bombillitas”  Y me pareció esa, una metáfora mágica y preciosa, sobre la que he reflexionado mucho desde entonces, porque yo también lo siento así.

Estas imágenes de Can Taura
fueron tomadas en un encuentro de Tambores y cantos medicina

Así que queridos míos, hombres y mujeres “despertando” en este mundo: empecemos ya  a “encender bombillitas”

Esta hermosa Luna de Virgo, nos está pidiendo también que nos pongamos al servicio. Desde el corazón, al servicio. Porque ese es el verdadero camino y el que más felices nos va a hacer en esta vida.

Entregar lo que llevamos, lo que somos, lo que sentimos en el corazón. Y ponerlo al servicio de la humanidad, con todo nuestro amor y todos nuestros dones y talentos.

¿Sabes cocinar maravillosamente y disfrutas haciéndolo? Hazlo y compártelo con los que amas, sin ego.

¿Sabes escribir relatos o sientes que lo tuyo es escribir poesía? Hazlo y compártelo (sin ego, si puede ser, jeje)

¿Te gusta cantar o eres músico? Canta y comparte tu música (también sin ego, por favor)

¿No sabes aún lo qué te gusta hacer o se te podría dar mejor hacer?

Entonces, medita, pasea por la naturaleza, o corre (si es lo que más te centra o te libera)

… Y atrévete a escuchar la voz de tu corazón. Déjatelo sentir, y que te cuente qué es lo que más feliz te hace y entonces, sencillamente: hazlo.

Es sólo eso, lo que quería venir a contaros hoy. Porque después de esta potente oleada del 8 de marzo de feminismo (justa y necesaria); esta nueva Luna Llena en Virgo, nos está invitando a meditar para así también poder permitirnos Ver y Sentir; que ya tampoco se trata de lucha de géneros, ni de cambiar el más obsoleto Patriarcado por un nuevo Matriarcado de corriente feminista. ¡Ya no toca eso! ¡Creerme, por favor!

Porque si seguimos así, haciéndolo de esa manera, queridos míos, seguiremos siendo el pez que se muerde perpetuamente la cola.

Y aquí ya no hay cola, ni pez que valga la pena morder.

Se trata solamente, de una última lucha: “la de los “buenos/despiertos”, de cada género, contra los “malos/dormidos” también de cada género.

Y también se trata, como dice mi amigo-hermanito Kratu, de cumplir un mágico sueño altamente realizable: el de ayudar a “encender bombillitas” a nuestro alrededor (sin ego y con mucho respeto y humildad, claro está)

Y que esas nuevas bombillitas, al mismo tiempo, ayuden a prender un poco más la Luz del mundo. ¿Podéis imaginaros?

La Tierra

Gaia

Pachamamita

Hermosa Madre Tierra

Hija de las Estrellas…

¿Llenándose, cada vez más y más, de nuevas bombillitas encendidas?

Imágenes obtenidas en la red
(desconozco autoría)

PD…Gracias infinitas por estar aquí, y pido disculpas a todo aquel que tal vez llegó hasta aquí esperando leer un poco de eso que llamamos poesía…

Ahora voy descubriendo que disfruto mucho más haciendo esto y lo hago.

MM

Cometas en la sangre

Wlodzimierz Kuklinski
https://artodyssey1.blogspot.com/
Este poema lo escribí, como participación en un recital contra la violencia de género y quise adaptarlo posteriormente para Slam 

Cometas en la Sangre

¡Sí yo llevo cometas! ¡Aviones en la sangre!
Si ya me vi temblando en este cuerpo, cada vez que intentado la daga del amor

en boca equivocada…
Si me han dejado aquí para parirme cien veces
en carne de la hembra y ser tierra del hombre y Pangea
Y hoy me siento perdida por su error
y a mi aire, a mi cielo, a la madre y hacia mi verbo huyo…

Y dime, ¿a dónde tú? 
Si en mi vientre copulan semilleros de astros
Si en mi pueblo del Sur el diablo ha quedado vapuleado y sin rabo
Si llevo siete lustros intentando la luz y la fe de la entrega

Incendiando la tierra del hombre
caminando descalza sobre ascuas
y avalando las causas que se alzan

con nombre de Mujer

Si mi linaje, ¡El de la Eva es!
Y muerdo la manzana de la vida
Y de la lágrima nazco, de la herida y el látigo del hombre: me he construido Torre

Y dónde el hombre…
Al sueño de mi sueño verdadero
Alud que sepa amarme y me combata 
Y no me rasgue las telas,

ni me vea simple jirón o costilla de la primera Eva

Si en mí la tierra fértil
cuando abro hacia el cielo mis muslos
¿En qué lugar tu mundo?
¿En qué lugar perdiste el don de la ternura?
Y en que tierra de sombras ¿Tu hombre se hizo bestia?
Y dime, ¿Quién tutela tus cofres del tesoro?
¡Si con los ojos vendados vas y con el alma cerrada te lanzas al amor!

¿Por qué esperas comprarme con joyas y lisonjas?
Si yo, desnuda de abalorios voy y calzo otro lenguaje
Y en mi camino soy: la sola voz del Aire

Si simplemente escribo lo vivido y aún siento que estoy
en peligro perpetuo de extinción
cada vez que a una hermana le levantan la voz
o la golpean con la mirada fría y turbulenta…

Si llevo siete vidas felinas de mujer
Intentando un destino de tu piel con mi piel
Poniendo todo en juego por mi cumbre de luz y tu apertura

Si me han tachado de loca o de bruja
y simplemente soy la que se intenta Dakini y aún es loba
la que llega desnuda a la colina
la que llora como tú por otra vida

Si yo creo, ¡Me creo! Doy a luz a tus hijos
y sangro, ¡Me desangro!

Y vuelvo a ser la brea de la vida
¡Mírame! Si he abierto los brazos en cruz
y ya no quedan balas para mi pecho de fuego

Si yo soy la de Nadie
Yo soy la del Aire
Si yo soplo y enciendo vuestros mundos
Si yo con estos dedos resuelvo tu equilibrio
Si yo soy la que VIBRO y la que ESCRIBE
en el AIRE:

Mi nombre, mi borla, mi piel
Mi honra de Mujer

Nayud, un poema de Laura Caro

Laura Caro, Imagen de Twitter
Lectura del poema: “Nayud” de Laura Caro, traducido al catalán. Día 9 de marzo de 2014, en un evento feminista, organizado por Anna Rossell en el Masnou (Barcelona), para “El Dia de la Dona”

Nayud

Pous profunds em miren 
desde Nayud, a qui no puc oblidar. 
Acaba de complir deu anys 
i porta tatuats aquells dies negres que mai arribo a comprendre. 
També aquell dia blanc, fa dos anys, 
quan va anar a demanar, espantada i decidida  el seu divorci a Yemen. 

El dia que li van concedir 
ho va celebrar amb la seva única nina, a la que abans pintava sang a la vagina i blaus als braços.

Després es va posar a preparar absent i pensativa 
els seus llibres gastats per tornar a escola.

Nayud

Pozos profundos me miran 
desde Nayud, a quien no olvido.
Acaba de cumplir diez años
y lleva tatuados esos días negros
que nunca alcanzó a comprender.
También aquel día blanco, hace dos,
cuando acudió a pedir,  asustada
y decidida, su  divorcio en Yemen.

El día que se lo concedieron
lo celebró con su única muñeca,
a la que antes pintaba sangre
en la vagina y moratones en los brazos.

Después preparó ausente y pensativa 
sus libros gastados para volver al colegio.

Laura Caro, (Madrid 1966)

Laura, es una poeta madrileña nacida en 1966. Es madre de familia numerosa y maestra por vocación. Trabaja en la enseñanza pública desde 1989 como especialista en Lengua Española e Inglés. Escribe poemas desde la adolescencia y en marzo de 2010, abre su primer blog: «Poemas desanclados», donde publica su poesía. Actualmente pertenece a los grupos «Mujeres Poetas Internacional» y «Poesía en Sidecar». Recientemente se ha integrado en la «Asociación Marqués de Bradomín de Escritores en Red».

Aquí podéis leer sus blogs:

https://elblogdelauracaro.blogspot.com/

https://poetasesenciales.blogspot.com/

https://sencillamentepaz.blogspot.com/

Cita a Ciegas, un poema de Elvira Daudet

Elvira Daudet 
Imagen de "Cuadernos del Laberinto"
http://www.cuadernosdelaberinto.com/entrevistas/Elvira_Daudet.html
Elvira Daudet
Lectura del poema: “Cita a Ciegas” de Elvira Daudet, traducido al catalán. Día 8 de marzo de 2014, en un evento feminista, organizado por Anna Rossell en el Masnou (Barcelona), para “El Dia de la Dona”
En el vídeo podéis ver a mi lado a mi querido amigo Josep Mª Asensio, que estaba moderando el evento.

Cita a ciegas

Poema del blog de Elvira Daudet https://elviradaudet.blogspot.com/2014/01/cita-ciegas.html

Que no fue concebida en un momento

de plenitud gozosa, como una sinfonía

o un poema de amor alejandrino,

lo supo en los pechos de su madre

que sólo daban lágrimas y sangre.

El semen fue vertido al cáliz de la vida

en un día de plomo,

que anunciaba el final de la esperanza.

A ciegas, amor y destrucción se dieron cita.

Tronaban los cañones, cada vez más cercanos,

estremeciendo en lo hondo los huesos de la tierra,

imponiendo su ritmo a la amorosa entrega.

La muerte, blanco hueso, emergía del humo

a comprobar, avara, la abundante cosecha

de cuerpos destrozados, con los sueños intactos,

que la nieve cubría como un plural sudario.

Su niñez fue una boa de seis cuerpos azules.

Puliéndose el colmillo con navaja de nácar,

llegaban en el coche de pasear

al elegido para muerto urgente.

Los bárbaros violaron el dulce territorio

de la infancia con imágenes crudas,

no aptas para menores.

A punta de pistola le robaron la risa.

La juventud la regaló ella misma;

era lo único hermoso que tenía

para hacer sonreír a un hombre triste.

Él la besó sin prisa,

extrajo del bolsillo una sortija,

una cinta amarilla para el pelo,

un brebaje anisado de su boca,

y una salamandra amaestrada.

Antes de regresar a su camino

-con pies de lana para no hacer ruido-,

le dio tres poderosos talismanes

que vencieron al imán de la parca.

La mujer, que recuerdo como un triste epitafio,

no era una sinfonía ni un poema.

Fue sólo una herramienta de trabajo;

pan en la mesa, libros, y zapatos,

montañas de zapatos, más ternura.

De su cuerpo salvaje quedó apenas

un pequeño puñado de cenizas:

las llamas del amor

lo calcinaron

Elvira Daudet, fue una poeta y periodista española que nació en Cuenca en 1938 y murió en Madrid el 2 de Junio de 2018. Como podréis ver en Wikipedia, nos ha dejado un legado importantísimo y valioso.
Siempre ha sido una de mis poetas más admiradas.
https://es.wikipedia.org/wiki/Elvira_Daudet




Aquí podéis ver la entrevista que Paloma Corrales hizo a Elvira Daudet para el programa Con versando de Veoguadatv.com
https://www.youtube.com/user/veoguadatv

Un verbo en femenino (Poemas en femenino para el día de la mujer)

Y yo, que nunca he sido maestra sino rama del sauce y de la aurora.

Que he venido a esta tierra para contar su historia, tan sólo porque vivo en la memoria de los hombres que me han visto la tez desangelada y la esperanza muda…

Yo, que ya no soy un “yo” sino un anhelo. Que algunas veces, me vuelo en alas de la noche y caigo y me recojo. Me ahondo desde el lodo más profundo, infrinjo entre los versos, las ruinas de una vida sostenida en mis credos de mujer; “mis puedos y mis valgos” y mi próximo epitafio, que aún lejano escribo.

Yo; que respiro y no me basta el aire, ni siquiera, del huracán el gemido me basto.

Y sólo aprendo entonces a vivir con lo puesto. Suspiro intensamente y a veces me contemplo y me contengo. Y sé, que a pesar de todo y aunque mil veces me rompa…  Voy a seguir siendo la de la niña y la hebra de jade, la del amor angelado guardado en cofres de esperanza.

Y Él, que no sabe, que antes que de la rémora y la noche, me nutro de los broches y las voces de los tiempos, las cunas y los ritmos del tesón. Y lo hago porque aún me creo, que voy a serle fiel a ésta de mi piel. Y sobrevivo ¡Joder! ¡Me sobrevivo! A tientas y no en vano, despierto, día tras día, en llamas y en peligro de extinción.

No ves, que mis jirones tampoco son azules y ahora ya se llaman: la roja y brava vida. Que de la vida vengo y hacia la vida voy, a ríos, porque la amo inmensamente, a saco roto, la amo.

Y ya no me la doblo, ni me la bebo a sorbos largos y hoy, a día hoy me sé lentita de morir; pues llevo el pecho abierto de tanto amanecerme en brazos de la sombra y a sombras contra el sol, he ido erupcionando y sólo soy la voz de un verbo en femenino. Un sueño para el aire, un manojo de versos para el son de los soles que alumbran mi horizonte. No ves que a veces grito mi derrota, digo tu nombre y parto en dos al viento: tu risa y tu demora de amor en movimiento…

Que si soy la que llora, también nado en mi llanto como el delfín azul navega por sus noches oceánicas y se desmuere en trinos, feroz de sí para nacer de su llanto y de su cántico libre… ¡Libre Ser y libre Vivirse!!

Imagen obtenida en la red

Y tú qué dices Luz, y no me dices ¡Ven!!

¿Pero dónde entonces la luz?

Cuando tantas veces la he visto cómo llega. Avanza despacito; me palpa, me desgarra, me huye, me persigue. Otra y otra y otra vez.

Liviana y tan hermosa; se viste con mi piel, la de la entraña y me dice sin voz, tan absoluta de sí misma como absoluta es la certeza del sueño que amanece en el pecho desnudo de mi pequeña loba.

Y llega, se anuncia en la mañana. Se nombra sin sus versos, tan infinita es, que solamente dicta:

La luz, tu luz… Eres tú

La primigenia impronta, la vida en tus arterias, tu útero sangrando, tu tiento, el verso abierto, tus flancos, tus fracasos.

Tus tantos intentos, en vano de hallar justo al “maestro”, mientras no puedes ver que el maestro: tú, para tu piel ya eres. Tú, para tu sueño tangible y precioso. Tu vida contra el buque del viento, tu alma del lamento, los Nortes del desahucio, aquellos que salvaste y perdiste tantas veces…

Tu paz y tu equilibrio, tu himen roto y tu honra, tu latido perpetuo de niña universal, tus manos sobre el vientre umbilical. La hebra que trepa y al corazón asciende… ¡Joder la luz…!

Que también pudo ser; los tiempos en la sombra y el temido delirio del amor. Y ahora, justo ahora, en este amor que borras cuando escribes. En este amor que callas cuando dices; también eres la luz porque él te teme, pues sólo en ti se ve su blanca blanca, blanca sombra y no te quiere ver, ni tampoco te nombra:

En tu mujer de piel

En tu mujer de aurora

Todo lo que ahora siembro, florece

Cada vez me parezco más a mi madre y a mi abuela María.

Todo lo que siembro, florece…

Hacía un largo tiempo que no escribía nada en esta bitácora. Este pedacito de casa, que un día me sirvió para empezar a elaborar la sanación de un antiguo duelo, a través de las palabras.

Hoy deseo volver a retomar esta bitácora más que nunca. Hoy que tengo el tiempo suficiente para la reflexión y también para ordenar el pequeño caos que ha ido sucediendo en estos últimos días,  tanto en mi vida como en la de mi familia.

Porque desde el pasado domingo, estamos acompañando el proceso de muerte de mi tía materna Magdalena. Una mujer hermosa que ha llevado una vida bastante difícil y dolorosa. Ella es la única hermana de mamá y lleva mucho tiempo enfermita e ingresada en una residencia de hermanas religiosas. Mi tía tiene 85 años y estos días, su vida en esta tierra, está llegando a su final.

Os cuento que mi mamá también está bastante delicada de salud y que estoy sintiendo que estar acompañando a su hermana en este proceso, le está haciendo muchísimo bien.

Mi madre está rezando para que su hermana no sufra, para que su Dios del buen amor pronto se la lleve a su reino y su alma pueda al fin descansar. Y yo la acompaño en su rezo, además de alzar el mío hacia mis propios dioses, que al fin y al cabo, también confluyen en el que ella me enseñó a amar de niña.

Imaginaros, juntas somos una hermosa tribu de mujeres; mi madre, mi tía, mi abuela María y su madre, mi bisabuela Magdalena_ desde el cielo_ porque ambas, también nos están sosteniendo y guiando en este proceso.

Sí porque juntas somos grandes y hermosas y juntas, desde la poderosa fuerza que tienen nuestros ancestros, estamos acompañando ahora la muerte de mi tía Magdalena.

Todos ellos, mis ancestros más cercanos, provienen del Sur, de Andalucía. Concretamente de un pueblecito pequeño que se llama Rute y está en la provincia de Córdoba. En cambio yo ya nací en Barcelona, porque mis padres al casarse emigraron de Andalucía, en los tiempos más difíciles del franquismo, buscando un trabajo digno y una vida mejor para mi hermano y para mí.

Mis hijos: Jordi y Nil, que ya son casi dos hombres, también han nacido en Barcelona. Entre nosotros hablamos, indistintamente, catalán y español y nos sentimos profundamente conectados con nuestras raíces del Sur. Aunque mis hijos, como es normal y natural, también se sienten muy de esta hermosa tierra de Cataluña, donde siempre hemos vivido y crecido. Y también yo, por supuesto, pero no por ello dejo de llevar en mi adentro más profundo el Sur.

Y en esta etapa de mi vida, estoy sintiendo que es muy necesario honrar  nuestro origen y  a cada uno de nuestros ancestros. Porque ellos están en nosotros y nosotros vivimos en ellos. Es así de sencillo. Porque el linaje de la sangre permanece poderosamente conectado con nuestro Ser, durante toda una vida o incluso más. Y la tribu de ancestras de mi linaje femenino ha sido sabia y hermosa, como también lo ha sido la de mi papá, cuyo origen como os contaba, está en el mismo pueblecito de Córdoba, Andalucía.

Pues bien una vez os he narrado algo de nuestra historia familiar, vuelvo a recordar lo que quería transmitiros desde un principio esta mañana:

“Todo lo que ahora siembro, florece

Voy a intentar explicarme un poco mejor, para que podáis comprenderme…

Mi abuela y mamá siempre tuvieron una mano mágica con las plantas, así como con los guisos y las cosas del cuidado de la casa y la familia. Pero yo pasé un gran tiempo de mi vida pensando que en “todo eso”,   era un pequeño-gran desastre. Y ahora me doy cuenta, de que para nada es así. Al menos no ahora, porque ya no lo soy. Y siento que es porque ya me están regalando los hermosos dones que “ellas” las de mi tribu de mujeres tienen.

Por eso, ahora ya crecen hermosas mis plantitas y mis “guisos” tampoco están nada mal, para el poco tiempo del que dispongo para hacerlos, ni mi casa está tan desastrosa como en el pasado…

Por otro lado, estoy con un proyecto literario que siento que podrá ayudar y a acompañar en sus procesos a otras personas_ ya os contaré más sobre él en el futuro_ lo que me hace profundamente dichosa.

Así que ahora afirmo y decreto:

“Que todo lo que Siembro con Amor, está empezando a Florecer en mi Vida…”

Tan sólo necesitaba conectar profundamente con el amor hacia mi misma primero y con el respeto y el agradecimiento a las mujeres y hombres de mi linaje o tribu después.

Porque ahora, gracias a cada una de ellas y de ellos; empiezo a ser una escritora como yo soñaba de niña, una mujer con menos máscaras y más honesta conmigo misma y una chamanita en proceso continuo de expansión. En fin, una mujer medicina para mí y para el mundo, que ya aprendió a creer en sí misma y en la fuerza irrefutable del amor hacia uno mismo y todo lo que le precede en esta vida para llegar hasta esa meta. (Aunque seguimos, por supuesto, trabajando día tras día en ello…)

Así que me siento profundamente agradecida por todo y eso es sencillamente lo que quería transmitiros con estas palabras.

Ahora ya debo marcharme, a seguir con mi labor de acompañamiento, pero regresaré y os seguiré contando en las horas más tempranas de la mañana,  que es cuando más me gusta escribiros.

Desde la paz y el inicio de un nuevo día. Eso me gusta y me inspira mucho.

Mientras tanto, os dejo aquí un abrazo grande, floreciente y poderoso, para todos los que asoméis por aquí para leer un ratito esta bitácora de a bordo,  de la ya no “mujer de aire”

Imagen tomada esta mañana al amanecer
por el grupo de Sungazing de Sun Sun Love Barcelona

SÁBADO 7 DE NOVIEMBRE, 19. 30h

L´HOSPITALET DE LLOBREGAT

El Viejo Piano. Calle Major, 79

JAM SIMULTÁNEA DE POESÍA EN APOYO AL 7N

https://www.facebook.com/events/959995807390834/

12190975_1106774926024010_8823626472200296750_n

La puerta

Ella dice que ha sido con la puerta.

Te baja la mirada.

Apenas se sostiene.

Sabe que empieza a repetirse,

que viste las sombras de su rostro tantas veces.

Inspira.

Ella puede leerte el pensamiento.

Por eso, pronuncia antes que tú:

“Lo sé. Parece que me han dado una paliza”

Quiere hacerte creer que ha sido su torpeza.

Ya sabes, las prisas con el niño

y el canto de la maldita puerta.

Vuelve a inspirar de nuevo,

tan lentamente.

Derrama frente a ti su media sonrisa amoratada.

Te está pidiendo con los ojos que no insistas.

Que la puerta es la puerta.

La puta y ruda puerta.

Te lo ha dicho mil veces.

Aquello no era amor

Vincent Van Gogh
Vincent Van Gogh
“Paisaje con pareja que pasea”

Ahora ella llevaba un marcapasos y él tenía una ciruelita creciéndole en la próstata. Los mirabas y podías convencerte en dos instantes: eso era lo grande y eso era el amor. La carita de mamá cansada, pero siempre agradecida de poder seguir acompañándolo un día más. Y su mano posada sobre aquel aparatito oculto bajo su pecho, amo de un tic-tac acelerado cuando a él lo llamaban a la sala de tratamientos. Entonces ella abría su libro, trataba vanamente de leer alguna línea y se llenaba mansa de lágrimas. Cuando él salía, se besaban, volvían a cogerse de la mano, partían nuevamente hacia el tumulto de la calle, cogían el autobús y llegaban a casa.

La casa, el hogar siempre limpio. Un lienzo del océano luciendo en el lugar más visible del salón, dos butaquitas en la salita y un televisor para la hora boba de la siesta y el calor de los años. Eso era el amor. 

Pero nosotros no.

Nosotros, no nos amamos. Tú lo definiste muy bien: fuimos viajeros del tiempo. Una fugaz reconexión. Cobardes como los frágiles. Tan locos. Tan animales. Corazones errantes, que dirían. Insensatos, sigo pensando yo.

Hacíamos el amor y aquello era saltar del Himalaya. Colisionar en cada poro de la piel batallas. Alma, corazón, entraña, rendición.

No, aquello no era amor.

Aquello era la vida.

Aquello era el Big-bang, viajero.