Errante, un poema

¿Mi corazón desprendido

volviendo a unirse a la rama?

Por mis sueños sigo errante.

Mañana, el rocío

borrará todo lo escrito.

Después, solo silencio y lluvia.

Cuecen los ojos,

las horas caen como lágrimas…

Amor de jungla.

Imagen de Antje Hoffman, “I like it” en Pintarest

Días, que vives

en soledad de lluvia

y bosques…

Noches en que no ríes, ni lloras, ni engendras.
Solo resistes heroica, una vez más…
El paso del tiempo entre los árboles.

Mi corazón es de fuego
y no de jungla, ni de selva.

Y mi camino, ahora está:

entre el Aire y la Tierra.
No en una playa desierta,
ni en la niñez que te ahonda.

Imagen de Silvina Bergé, Mágico en Pintarest

Cuando una mujer de aire se va…

Tu soledad,

vive en el Alba.

Imagen de la red