Día: 5 abril, 2020

¡Quédate en casa! _Día 22_ Un poema sanador para mujeres arcoíris

Tú, buscadora: lo sentías…
Ahora ya no eras la gata de la lluvia maullando en piel ajena soledades
¡Ya no eras!
Ahora dilataba tus pupilas el alma de la luna danzándole a tus ciclos:
el amor hacia ti misma y la ternura.
Y yo, mujer hermana, tan solo te contaba mi vivencia.
Mi pequeña palabra o verdad…