Month: abril 2020

¡QUÉDATE EN CASA!_DÍA 44_ RELATO…VENGO DE LAS ESTRELLAS_PARTE 3

“Los pasos que damos en la vida, son el sentido de nuestro camino
y el camino que recorremos es lo que da sentido a nuestras vidas.
Somos viajeros del tiempo regresando a la Tierra…
Venimos de muy, muy lejos. Venimos de las estrellas.
Somos esencia divina, viviendo una experiencia humana.

Caminando sobre la Tierra para aprender a ser humanos.
Pero eso solo podemos lograrlo siguiendo el único camino verdadero:
el de nuestro corazón.
Caminando con firmeza, con impecabilidad sobre la Tierra,
y poniéndonos al servicio y haciendo del corazón:
el verdadero oficio”

¡Quédate en casa!_día 44_ relato…Vengo de las estrellas_parte 2

Un día al despertar supe que no podría permanecer demasiado tiempo más allí. Apenas tenía sitio para moverme. Ese día, lo reconozco, tuve muchísimo miedo. Un miedo que jamás antes había sentido y me acurruqué, escondiendo la cabeza entre mis brazos, escuchando su latido para recogerme aún más en mí mismo, para no ocupar demasiado espacio, ya que yo no me sentía aún seguro para abandonar aquel lugar que era para mi tan amoroso y placentero.
Me había acostumbrado a jugar con el agua tibia que me envolvía. Intentaba atraparla con mis manos, con mi boca, entraba y salía de ella, se escapaba hacia dentro y cuando en mi torpeza, me la tragaba, me divertía sintiendo como recorría todo mi cuerpo.

¡Quédate en casa!_día 44_ Relato…Vengo de las estrellas_parte 1

“Los pasos que damos en la vida, son el sentido de nuestro camino
y el camino que recorremos es lo que da sentido a nuestras vidas
Somos viajeros del tiempo regresando a la Tierra…
Venimos de muy, muy lejos .
Venimos de las estrellas.
Somos esencia divina, viviendo una experiencia humana.
Caminando sobre la Tierra para aprender a ses humanos.
Pero eso solo podemos lograrlo
siguiendo el único camino verdadero:
el de nuestro corazón.
Caminando con firmeza, con impecabilidad sobre la Tierra y poniéndonos al servicio y haciendo del corazón:
el verdadero oficio”

MM

¡Quédate en casa! Día 41_ La escuela de la vida

Recordé también, después de mucho esfuerzo, aquel momento en que cuando yo le había preguntado acerca del mundo de los sueños, por qué yo soñaba tanto y si eso era bueno y conveniente, sí estaba bien soñar…
Una sonrisa inmensa se había apoderado de su rostro y sus ojos se habían empezado a iluminar, mientras dibujaba en la pizarra un inmenso arco iris y unos niños que estaban jugando por delante de él, en un gran prado. Y detrás del arco iris, esos niños eran ya hombres, pero con las mismas caras de los niños que estaban jugando por delante del arcoíris.

¡Quédate en casa!_día 40_ el mar y volaaaar

Hoy, según mis cuentas, hemos llegado al día 40 de esta cuarentena y yo quería hacer un homenaje a todos los mayores que se han marchado a causa del Covid 19.
Y también a todos aquellos ancianos que están viviendo esta cuarentena en soledad, lejos de sus nietos y de sus seres queridos.
Y por supuesto, también a todos los niños que están siendo los verdaderos héroes, aprendiendo a volar y a soñar desde sus hogares.
Por eso, hoy este relato de mi infancia es para todos ellos.

¡Quédate en casa”_ Día 39_diada de San Jordi… y Todo lo que añoro

Sueño que estoy de nuevo sentada frente al mar. Que nada como recordar su azul intenso, me está devolviendo hoy la calma. Que podría pasarme el día entero allí, porque en los momentos en los que no he sabido bien qué hacer, siempre he caminado por una playa y me sentado frente al mar, para que él me diese una respuesta.
Del mar regresan a mí los dones, los tesoros, también las añoranzas. Las viejas fórmulas que hilaba siempre en mi infancia para ser feliz y vivir confiada jugando, simplemente al juego de la vida.
¿Cómo era jugar con la arena gruesa del mar de Cadaqués o con las pequeñas piedras cayendo entre mis dedos, como si fuesen sueños fértiles a punto de florecer?
Tengo tantas preguntas por resolver, que vuelvo a ser la niña y vuelvo a ser el mar en este sueño…

¡Quédate en casa!_día 36_ corriendo con lobos, cartas a maría

Tocaba ser huracán y ser cómo el huracán o quedarse como brisa suave y permanente enredada cual danza entre las sombras del mismo círculo vicioso. Siempre el mismo círculo amargo de querer y no poder ser lo que yo sentía Ser. Había que salvarse de ser cordero, dejar atrás el pellejo algodonoso y empezar a correr junto a los lobos. Tenía que aullarle a esas noches desgarradas y atreverme al fin a ser yo con todo el peso de mi alma y a beber de la vida con la intensidad necesaria en cada momento.
Decían por entonces de mí, que yo era una mujer intensa. Eso me hacía reír y sentirme orgullosa de mí misma al mismo tiempo. Fue entonces, abuela, cuando me demudé de aquella piel de cordero que ya no sentía mía y empecé a ser loba para correr junto a ellos. Para volver a ser rebelde, una mujer valiente, consecuente y libre, con una niña de aire volando en sus entrañas. Y entonces abuela, me declaré guerrera. Rebelde, sí, pero una rebelde con causa. Y una guerrera.

¡Quédate en casa!_día 33_Haikus para un amor, un ángel y un violín

Respira un ángel La vida nos reencuentra Crecen las notas Aire naciendo  Eco de tus latidos Sueñan mis dedos Mi sueño gira Corazones respiran Sueños que laten Tu beso dulceSoy violín en tu pechoTu azul sin nubes  Y frente al mar Crepitan los azules… Continue Reading “¡Quédate en casa!_día 33_Haikus para un amor, un ángel y un violín”

¡Quédate en casa!_Día 31_uN POEMA… somos luz y Somos 5 elementos

Nunca perseguí la gloria, ni dejar en la memoria de los hombres mi canción; yo amo los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles,  como pompas de jabón.  Me gusta verlos pintarse de sol y grana, volar  bajo el cielo azul, temblar súbitamente y quebrarse…  Nunca perseguí la gloria.  Caminante, son… Continue Reading “¡Quédate en casa!_Día 31_uN POEMA… somos luz y Somos 5 elementos”

¡Quédate en casa!_Día 3o_ Estoy estudiando el alma de las flores…

He aprendido a sentirlo así mismo; como un amor a mi Aire de Fuego, Tierra y Agua. Como esa Madre Gaia real y tan fructífera que cada día que pasa, te nutre más y más. Como una noble madera del roble al que me abrazo, o como el metal precioso que siempre supe, que no puede oxidarse a la intemperie. Así lo siento, así es, así sea y será…Y ¿Sabes por qué?
Porque ese Fuego, esa Agua, esa Tierra o Madera y hasta ese Metal, simplemente SOY YO y ERES TÚ.