Day: 3 marzo, 2020

Todo lo que ahora siembro, florece

Mi madre está rezando para que su hermana no sufra, para que su Dios del buen amor pronto se la lleve a su reino y su alma pueda al fin descansar. Y yo la acompaño en su rezo, además de alzar el mío hacia mis propios dioses, que al fin y al cabo, también confluyen en el que ella me enseñó a amar de niña.

Imaginaros, juntas somos una hermosa tribu de mujeres; mi madre, mi tía, mi abuela María y su madre, mi bisabuela Magdalena_ desde el cielo_ porque ambas, también nos están sosteniendo y guiando en este proceso.