Día 6, December. “Estrella de Belén”

imagen mujer

Estrella de Belén 

Hubiese necesitado tanto aliento

tanto puño a golpe de pecho

tanto boca a boca

o acaso un ejército entero de salvación

para arrancarme el aire a la intemperie

y que las lágrimas brotasen de mis ojos

del espejismo roto

de la jaula de adentro

de la mentira dentro

del níveo temblor sobre el asfalto

 

Hubiese preferido cualquier contagio:

un cáncer

un balazo certero en la cabeza

en la raíz nociva

del pensamiento

de ti

repetitivo y vano

ruin

doblando las mentiras

como cuerpos con vida

sobre nuestros días

 

Hubiese necesitado no tener que escribir

jamás de los jamases

la sierpe de tus noes

la cobardía de tus labios al otro lado del teléfono

lo inútil del fantoche y de mi aullido

tu voz como de duelo

y la excusa más vacía de todo el basto mundo

sobre la piel y la arena

de tus perfectas mentiras

 

Hubiese preferido una huida tras otra

tras otra

tras otra

una convalecencia en cama

ante tus daños

y toda tu soledad

jamás por mí amada

ni jamás derramada sobre mí

 

Hubiese preferido

que hubieses violado la niñez

de mi esperanza

otro mes

y no el puto diciembre

siempre diciembre

 

O que hubieses entrado como un vándalo

invadiendo otra casa

y no mi corazón de mimbre

 

Hubiese preferido a un hombre

como los de antes

como los de verdaderamente Hombres

valientes y consecuentes con la vida

y los valores que la entrañan

Con las manos capaces de ganar o perder

con las manos capaces de querer y poder

con la nobleza de amar a una mujer

y por ella:

salvarse de sí mismo en los abismos

 

Un hombre como los de antes

entero

con el valor de enterrar

la historia de un amor

antes de su devastación

 

Hubiese preferido amarte sin excederme nunca

y que tú me hubieses ganado

también en eso la batalla

Que hubieses llegado para arrancar de mí

la jaula del cansancio

la piel de los poemas

la imperfección

las cometas

la simpleza del aire

 

Todo eso hubiese preferido

y la SOLEDAD en mayúsculas

y sobre ella

la sed de las acacias

 

Pero sobre todas las cosas

ahora

hubiese preferido

no haberte preferido nunca

no haber tenido que elegirte nunca

para cometer la culpa

de haber envejecido trescientos o más años

mi fe en el hombre

después de ti

 

Hubiese soportado a cambio

el pavor absoluto de este mundo

el páramo feroz de la mansa tristeza

Hubiese preferido lo ignoto y la locura

que cerrar estos versos

vaciándome de ti

por todos

los diciembres

que me diste

estrella
La “Estrella de Belén” es la esencia floral del Dr. Bach que se utiliza en los duelos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s